Uniendo fuerzas con jóvenes artistas

Estoy muy feliz por el devenir de mi faceta artística, pese a que a veces las cosas no salen como yo esperaba o mis ansias por ir deprisa me hacen desesperar en más de una ocasión, estoy teniendo la suerte de empezar nuevas y esperanzadoras colaboraciones con artistas que prometen dar mucha guerra.
Mujeres fuertes llenas de fantasía, con un discurso claro y que no dudan en arriesgar, pese a que el panorama esté plagado de tabúes, censura y estigma.

Recibí un mensaje de Valeska a través de Facebook  , si he de ser sincera, leí detenidamente su mensaje porque era bastante largo, contenía mucha información, por fin alguien se dirigía a mi ofreciéndome una gran cantidad de datos sobre el proyecto en cuestión.
Su propuesta era clara, quería participar en el Vídeo del minuto , propuesta audiovisual y feminista organizada por la asociación Drac Màgic , que en esta convocatoria el tema a tratar es el “amor”.

Valeska quería hablar sobre el auto-amor, sobre querernos, besarnos y follarnos.
Me convocó en el bosque para que me masturbara delante de su cámara.
No me dio ningún guión ni ninguna pauta, dejó que me sentara encima de un árbol caído y que yo fuera tocándome con total tranquilidad, a mi aire.
Fue una experiencia extraña  y bella, imaginé a todas esas mujeres que en la antigüedad habían experimentado la masturbación en los bosques, sin ayuda de dildos, solas, en mitad de la naturaleza. Me pareció algo ancestral y a la vez tan avanzado… volver a la naturaleza, a esos tiempos donde los dioses no juzgaban nuestras acciones sino que formaban parte de nuestros ciclos y nuestra fantasía, una liberación total.
Cuando terminamos de grabar le pregunté por qué había escogido la masturbación para representar el amor, entonces ella me contó que padece vaginismo y de repente fui consciente de la magnitud del proyecto.
Os dejo sus palabras, nadie mejor que ella misma para relatar su experiencia:

“Me dijeron que tenía vaginismo entre los 20 y los 21 años, aunque la penetración en mis relaciones sexuales había sido siempre imposible. Supongo que, inconscientemente, era mi forma de protegerme de los hombres, no me gustaba la idea de que me invadieran de esa forma. A raíz de eso, cogí (cosa que todavía está en tratamiento psicológico) fobia a la idea de que un/a ginecólogx me explorase, porque sentía la misma sensación de invasión… incluso la propia masturbación. Con la ayuda de mi psicóloga, me di cuenta de que mi primer referente masculino, mi padre (una persona autoritaria, opresiva, tóxica y machista) ha sido decisivo en mi vaginismo. Es más, a día de hoy estamos en proceso de denuncia y divorcio porque llegó a ponerle la mano encima a mi madre este fin de semana. Esa visión del hombre hizo que quisiera rechazarlo, o en cierto modo y sin saberlo conscientemente, vengarme y castigar no permitiéndole entrar, desconfiando siempre de los hombres. 
Pero además de la ayuda psicológica, que ha sido fundamental, encontré primero en la fotografía y luego en el vídeo, la forma de canalizar todos aquellos temores, puse al monstruo delante mío y podía decirle lo que quería que hiciese. Dirigiendo tengo el control y a la vez me enfrento a ello. La cámara se convirtió en mi herramienta de poder y empoderamiento. Mediante el audiovisual puedo mostrar aquello que está en lo más profundo de mí, incluso lo más oscuro. La idea de mostrarle al mundo su propia vergüenza con temas que le parecen tabú o poco apropiados (alejadas de lo normalizado, que no deja de ser la mirada masculina) me permiten estar más en paz conmigo misma. 
Y llegó un punto en el que necesité mostrarlo, gritarlo, sacudir…necesité decir que algo como la masturbación femenina (porque la masculina todo el mundo lo encuentra muy normal y comprensible) no es perverso, ni sucio, ni debe estar mal visto. Quise mostrar a la mujer como una ninfa, como la bruja condenada, como ese ser estigmatizado… frágil y fuerte al unísono, complejo, interesante, misterioso. De todo este bagaje y todas estas ideas nació “Amor”. Quería mostrar la masturbación como un acto de amor, de respeto y de comprensión hacia una misma. La masturbación como el acto de hacerse el amor, independientemente de las opiniones estandarizadas.”

 

Solo puedo decir que estoy muy contenta de haber encontrado a Valeska y que me ofreciera la oportunidad de formar parte de este increíble proyecto, que ya os avanzo que es solo el primero de varias colaboraciones que estamos preparando.
Tengo muchas ganas de mostraros todo el trabajo que estamos creando, y quiero que todo el mundo conozca la visión del mundo y el feminismo de Valeska, esta chica promete!!

Para finalizar, aquí os dejo el vídeo “Amor”:

Anuncios

2 thoughts on “Uniendo fuerzas con jóvenes artistas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s