“Se nos follan”

No es nada inusual encontrarse en medio de una conversación, generalmente protagonizada por hombres cishet y escuchar la frase “fulanito se folló  a la tal…”, por lo general seguido de unas risitas más bien infantiloides.

Por contra, generalmente las mujeres decimos “me lié con tal…”. El concepto “liarse con…” denota igualdad, fue algo de lo participamos todas las personas implicadas, nadie estaba follándose a otrx, no había ninguna jerarquía.
Yo no me incluyo entre estas mujeres. No, después de haberme sentido “follada”, de soportar  comentarios ofensivos sobre mi sexualidad y haberme tenido que tragar mil y una batallitas sexuales dejando a las mujeres a la altura de meros agujeros, decidí perderles el respeto a un buen número de hombres, así que cuando hablo de ellos digo que me los follé y pongo cara de “si, miradme, me follé a un tipo”.

Todo este ensalzamiento de la hombría, el dejar claro quien manda en el terreno sexual llega a su punto cumbre cuando hablamos de porno.
Aquí ya no entro en las formas, ni en como son representados los personajes femeninos. Quiero hablar de los títulos de las escenas, que en muchas ocasiones son sustancialmente más degradantes que en si lo que vemos representado.
“X le peta el coño a la tal”, “Fulanita follada por dos mancebos”, “Fulanito le revienta el culo a una..” y así todo el rato.
Claro, viendo esto, no es de extrañar los mensajes que llegamos a recibir las mujeres que no dedicamos al porno, no es para nada casualidad que no se nos respete, que se vea natural hablarnos de forma violenta o despectiva, claro! si permites que una productora diga que te están reventando el coño, cómo vas a ofenderte por qué yo te mande un privado diciendo que quiero metértela hasta el fondo?
Si, este debe de ser el nivel de lógica y de educación de muchos.
Esta debe de ser una de las razones por las cuales las mujeres y especialmente las trabajadoras sexuales somos usadas y folladas a sus ojos. Una de las razones por las que nos creen sujetos pasivos, vacías, mientras ellos tienen el poder de ofendernos, de señalarnos, de intentar hacernos creer que el sexo nos degrada mientras que a ellos los eleva a dioses del erotismo, paladines del arte amatorio, héroes del folleteo!

Creen que se nos follan, que no somos capaces de llevar las riendas de nuestra sexualidad. Se auto-engañan imaginando que dependemos de su falo para alcanzar una relación sexual completa, se olvidan de nuestras lenguas, dedos y clítoris.
Es penoso  que traten de convencernos de una incapacidad total por manejar una relación sexual, que necesitamos que se nos follen y que una vez folladas, encima, somos denigradas y ensuciadas.

Por suerte, existe la alternativa, el porno feminista!
Donde la mujer folla i es follada, donde nadie es menos, representando las relaciones sexuales de una forma horizontal.
Respetando los deseos de lxs performers, mostrándolos frente al espectador dignamente y dotando de tolerancia a todas las prácticas sexuales mostradas en la escena.
Animo de verdad a un consumo ético y consciente del porno para librarnos de estigmas y prejuicios, necesitamos deshacernos de los roles establecidos y reivindicar una sexualidad sana, libre y consensuada.

0adf97223c7fae378552dbb6c228e375

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s