Qué NO es el porno feminista?

Cuando explico a la gente que trabajo en el porno feminista delante y detrás de las cámaras puedo ver cómo sus caras se transforman en un collage de muecas de incertidumbre.
Luego me apedrean a un montón de preguntas -siempre las mismas- que descubren la montaña de clichés y desinformación que rodea todo el mundo del porno fuera de lo normativo.

El cometido de esta entrada es el de aclarar y desmentir ciertas cuestiones, explicar que es para mi el porno visto desde una perspectiva feminista, desde el prisma de mi experiencia y opinión personal.

 

El porno feminista NO es exclusivamente lésbico:
Podría asegurar que el 90% de la población cree erróneamente que porno feminista significa de manera exclusiva, porno lésbico.
Y nada más lejos de la realidad, pues uno de los pilares del feminismo es el aceptar el género y condición sexual de cada individuo.
No tendría mucho sentido que el porno feminista fuera exclusivamente para lesbianas, eso de entrada excluiría a todas las mujeres heterosexuales o bisexuales, por no hablar de hasta que punto marginaría a trans, gays y hombres cis.
Hablamos de expandir la sexualidad, no limitarla!

El porno feminista NO es “para mujeres”:
Volvemos a lo que decía antes… El porno feminista no pretende limitar, sino al contrario, abrirse a todas las sexualidades sin crear límites.
Desde mi punto de vista no existe un porno “para mujeres” al igual que no hay un porno para hombres. Hay porno de todos los tipos, para todos los gustos, donde se representan diversas prácticas sexuales.
Otra de las funciones del porno feminista es que el/la espectador/a pueda entender de verdad el funcionamiento de la sexualidad humana, que puedan ver a personas follando y no ver gente realizando prácticas sexuales totalmente coreografiadas.
Destruir clichés, abrir fronteras y normalizar el sexo.

El porno feminista NO es “soft“:
Esto me cabrea especialmente. Al igual que pasa con absolutamente todo lo que haga una mujer debe de ser delicado, romántico y al final resulta que se casan.
No, no y no!
El porno desde una visión feminista puede ser soft, como puede ser de lo más violento que vayas a ver en tu vida.
Sólo se trata de dar una visión ética y real de la sexualidad, no de limitarnos a darnos besitos y caricias.

El porno feminista SÍ puede incluir escenas de BDSM:
Esta es una de las partes más controvertidas. La negación de una sexualidad extrema por parte de las mujeres es algo que llevamos acarreando desde el principio de los tiempos. Las mujeres pueden desear ser sometidas o pueden por lo contrario querer someter a su pareja sexual y por muy extrema que nos pueda parecer la situación, debemos respetarla siempre que se trate de una situación pactada donde todxs lxs presentes están de acuerdo.
El porno feminista debe contemplar el BDSM como cualquier otra práctica sexual consensuada. Discriminar las filias individuales es como discriminar por orientación sexual.

El porno feminista NO es lo mismo que el porno ético:
Para nada, este sin duda es el punto donde a mi parecer la gente se confunde más. Existen cada vez más productoras que son éticas con sus trabajadorxs.
Una producción ética incluye un salario digno, que lxs performers conozcan sus escenas antes de rodarlas, un control de ETS, contrato, y todo aquello que suponga un tracto digno con el equipo.
Pero todo esto no quita que las escenas representadas puedan seguir estereotipos heteronormativos que nada tienen que ver con la lucha feminista o LGTBI.

El porno feminista NO es “Glamcore”
En absoluto. El Glamcore ni siquiera tiene que  ser ético. Que una productora decida cuidar mínimamente la estética de sus cintas no significa ni que lxs trabajadorxs tengan un trato ético ni que las escenas tengan una visión de género. Para nada!
A nivel estético hay porno feminista que prácticamente roza el videoarte, con rodajes muy cuidados, hasta el posporno más punky que os podáis imaginar.

 

tumblr_o70ggk5est1rxcxtqo1_1280
Fotograma de “Meow, kittens orgy” dirigido por Erika Lust, con Eris Máximo, Júlia Roca, Amber Nevada y yo misma. (Esto si es feminista y bonito )

 

 

Anuncios

8 thoughts on “Qué NO es el porno feminista?

    1. anneke necro dice:

      Es en la única cosa que discrepo con Erika Lust, no creo que exista un porno para mujeres.
      Pero eso no quita que su contenido y su manera de trabajar con todo el staff de los rodajes es ética y feminista.
      Creo que las escenas de Lust no son subversivas, como puede ser el trabajo de otras directoras, pero no le resta feminismo.

      Me gusta

  1. lainventitres dice:

    Buen artículo, a parte de interesante y que ha resuelto cierta duda que tenía me quedo con tu opinión y que siempre hay que abrir puertas bajo un criterio propio, único y que elimine todo cliche!
    Sigue adelante! Saludos Anneke! 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s